CFDs. Qué son y ventajas de operar con ellos
 
     
 
Acceda a más de 4.000 valores de los 26 mercados más importantes del mundo de una manera directa, sencilla y barata.
 
         
       
Los CFDs son instrumentos financieros que permiten al cliente participar en las subidas y bajadas del precio de acciones, índices o materias primas, sin necesidad de ejecutar la compra ni desembolsar el total de efectivo operado.

Al no ejecutar las operaciones en bolsa, evitamos los molestos cánones de bolsa y comisiones de administración, liquidación y custodia.

De este modo, el inversor sólo tiene que aportar una pequeña parte de la inversión total a modo de garantía, consiguiendo así un alto grado de apalancamiento.

El valor del CFD está directamente vinculado a la evolución del precio del activo subyacente. Por ello, una subida de un euro en el precio del mismo, significará una subida de 1 euro en el precio del CFD sin que haya ninguna otra variable que le afecte. De este modo, evitamos perturbaciones en la formación del precio difíciles de comprender como: la volatilidad, la proximidad al vencimiento, etc.

El CFD, a diferencia de las opciones y los futuros, no tiene vencimiento, y se liquida cuando lo decide el cliente, intercambiando la diferencia del precio del subyacente en el momento de compra y de venta.

Los CFDs permiten tomar posiciones bajistas (ventas en corto), de manera que, si un inversor piensa que el precio de un valor o de un índice va a bajar, puede venderlo sin previa adquisición y obtener beneficio cuando luego posteriormente cierre la posición a un precio inferior.

Estas ventajas frente a la operativa tradicional en acciones convierten al CFD en un producto ideal para aprovechar movimientos en el corto plazo - trading intradía - del mercado de valores.
 
 
Acceso directo a mercados nacionales e internacionales
 
Acceda a más de 4.000 valores de los 26 mercados más importantes del mundo de una manera directa, sencilla y barata.
 
 
 

CFDs sobre índices

 
Los CFDs sobre índices son ideales para tomar posiciones sobre los principales índices bursátiles mundiales sin necesidad de comprar una a una todas las acciones que lo componen.

Póngase largo o corto sin pagar comisiones y apalánquese hasta 100 veces.

 
 
 

Venta en corto directa

 
Tome ventaja de las caídas de los mercados con la venta en corto directa. Ejecutar una venta en corto es tan sencillo como comprar aunque no tenga el valor en su cartera: un simple clic y precios en estricto tiempo real.
 
 
 

Sin los habituales costes de la operativa en bolsa

 
Olvídese de los molestos cánones de bolsa y las comisiones de liquidación, administración y custodia. Como usted no compra ni vende acciones está totalmente exento de ellos, incluso por el abono de dividendos.

 
 
 

CFDs con precios en tiempo real y sin vencimientos

 
Opere CFDs con precios en estricto tiempo real. La evolución del precio del contrato dependerá directamente de la evolución de la acción subyacente en una proporción de 1 a 1 sin que otras "variables extrañas" (volatilidad, proximidad al vencimiento, tipos de interés, etc.) afecten su valoración.
 
 
 

Operativa con garantías ("márgenes")

 
Compre y venda valores depositando sólo una fracción del valor de la operación. Saxo Bank le permite apalancar sus operaciones en CFDs sobre acciones e índices hasta 20 veces (5% de garantía requerida). Compre con 10,000 € en una operación en CFDs lo que le hubiera exigido desembolsar hasta 200,000 € en mercado.
 
 
 

Multiplique los dividendos así como los movimientos de mercado

 
La operativa con garantías multiplica los movimientos de los precios así como los dividendos. Si usted mantiene una posición larga durante el día de pago de dividendos, recibirá los dividendos como si fuera propietario de la acción y viceversa, si su posición es corta deberá pagarlos.
 
 
 
 
Volver a la página principal de CFDs
CFDs
Forex
Oro y plata
Abrir cuenta